BOTOX COMO SOLUCIÓN A LA HIPERHIDROSIS
(SUDORACIÓN EXCESIVA)

Volver a ver todas las entradas
Dr. Juan Luis Arminio Blog, Cirugía Plástica
La sudoración es un mecanismo natural del cuerpo para controlar las altas temperaturas corporales, si bien es un mecanismo de defensa y protección, en ciertos casos, cuando esta sudoración es excesiva se convierte en un problema, que puede afectar la salud, la higiene y el autoestima de las personas.

La hiperhidrosis se presenta en pacientes adolescentes en su mayoría, pero puede aparecer en cualquier etapa de la vida, afecta zonas como lo son las palmas de las manos, los pies y las axilas. Es importante tener en cuenta que cuando se tiene o se cree tener esta condición se debe acudir a un dermatólogo para determinar el tipo de Hiperhidrosis y poder determinar el tratamiento adecuado de acuerdo a la persona y su condición.

Ahora bien, el Botox ha demostrado tener un efecto positivo en pacientes con sudoración excesiva que se han realizado este tratamiento en las palmas de las manos y axilas, la Toxina Botulínica actúa sobre las transmisiones nerviosas una vez es inyectada, se debe realizar este procedimiento en varios puntos de la zona para asegurar y determinar cuál de ellas se produce una mayor cantidad de transpiración. Este
tratamiento, al ser una intervención no quirúrgica y de aplicación de toxinas (el cuerpo puede absorberlas) no es una solución permanente, pero sí eficaz que le ofrece al paciente resultados óptimos.

VER SIGUIENTE ENTRADA